11 sept. 2008

DIA 9 (1/4) La isla sagrada de Miyajima

Desde nuestro alojamiento en Hiroshima, al lado del Parque de la Paz, teníamos un tranvía directo a Miyajimaguchi por 220¥. La estación de Hiroshima nos quedab algo lejos, pero se va rápidamente desde allí también y gratis con JR Pass. Miyajimaguchi es un pueblo a las afueras de Hiroshima, justo en frente de la isla de Miyajima. Aunque hay ferries que llevan a Miyajima desde Hiroshima, desde aquí son más rápidos, y hay un servicio de JR que puedes utilizar con el JR Pass sin pagar ningún extra. El alojamiento de la noche siguiente lo elegimos aquí, pero al llegar más tarde de las 11 estaba cerrado, y tuvimos que dejar los macutos en una consigna.

Vistas desde el ferry

Desde el ferry hay unas buenas vistas de la isla, al acercarse a la ida no lo hace en línea recta hacia el embarcadero de la isla, para acercándose al torii flotante y que los pasajeros tengan una buena oportunidad para hacer fotos, ¡aprovéchala! Hay que tener en cuenta que el torii será “flotante” o no, dependiendo de la marea, pero es posible que lo veas en sus dos estados, nosotros al menos te lo recomendamos, pues es especial de ambas formas. A nuestra llegada la marea estaba alta.


La más famosa de las clásificaciones de “los 3 mejores X” que tanto gustan a los japoneses, es la de “Las 3 mejores vistas de Japón”, que incluyen esta vista del santuario Itsukushima con el torii, la lengua de tierra de Amanohashidate, y las islas de Matsushima. Solo por esto están repletas de turistas, aunque no estuvimos en las otras dos, solo calificaría a esta de imprescindible, estuvimos a punto de ir a Amanohashidate, pero al no llevar los trenes de JR, ni estar entre las visitas prioritarias, dejamos de lado la opción.

Al llegar al embarcadero cogí un horario de los ferries, hay cada poco tiempo y hasta muy tarde, por detrás te recordaba que “los billetes que se coman los ciervos, no serán reembolsados”, porque esta isla también está repleta de nuestros viejos amigos de Nara. Lo primero que hicimos en la isla fue visitar el santuario Itsukushima (300¥), ya que la marea estaba muy alta, y es cuando más mola el santuario. Está construido como un embarcadero sobre el mar, ya que esta isla es considerada sagrada, y antiguamente no podían pisarla los plebeyos, así que pasaban bajo el torii, y sus innobles pies solo tocaban el santuario sobre el mar. El santuario es pequeño, pero bastante bonito, y las vistas desde aquí son magníficas.

Santuario Itsukushima

Barriles de sake en el santuario

No hay comentarios: