30 sept. 2008

DIA 13 (3/4) Hotel cápsula, y vistas nocturnas en Shinjuku

Entramos a Tokyo por la puerta grande, saliendo de la estación más transitada del mundo, en mitad de uno de los barrios que mejor representa a la capital nipona.

Nuestra primera visión de Shinjuku


En un emplazamiento sin igual en Tokyo, en pleno Shinjuku, cerca de la estación y a la puerta de Kabuchiko, se encuentra el Green Plaza Shinjuku, un hotel cápsula auténtico, el más grande de Tokyo (y del mundo). El precio varía según que horario escojas, si quieres hacer el check-in después de media noche y salir antes de las 6:00 es barato, nosotros elegimos la opción de 16:00 de la tarde a 10:00 del día siguiente, por 4300¥, que es caro comparado con lo que nos costaron otros alojamientos, pero sigue siendo barato (algo más de 25€). No se pueden hacer reservas, y te advierten de que no puedes tener ningún tatuaje (se asocian a la yakuza que puebla Kabuchiko, y también se dice que son mal vistos en cualquier onsen)

Este hotel es únicamente para hombres, se entra a recepción a través de la 4ª planta, donde dejas las zapatillas, (puedes coger lo esencial y dejar el macuto en consigna), y te asignan una llave para tu taquilla, en la que tienes un pijama. Las cápsulas están en otras plantas, y solo necesitas ir a ellas para dormir, están serparadas del pasillo únicamente por una cortinilla, no se pueden cerrar de ninguna manera. Las cápsulas son más amplias de lo que pueden parecer, y solo lo pasarás mal si te sales mucho de largo (hasta 1,80m da de sobra).

Nuestras cápsulas eran las de abajo

Las cápsulas son espaciosas, nada agobiantes

Esto si que es economizar el espacio

Este hotel cápsula tiene un piso con saunas, baños, jacuzzis al aire libre. Es una especie de onsen pero con agua calentada artificialmente, y enormes televisores de pantalla plana en todos lados, para entretener a los solitarios hombres de negocios que llenan el lugar. En esta planta también te pueden dar un masaje unas señoritas japonesas, que te esperan sentadas mientras pasan delante de ellas multitud de hombres desnudos. Además, en la misma planta hay una sala con "tocadores", productos para el pelo, colonia, y todo lo indispensable para ponerse guapo tras la sauna y el baño. Dentro del hotel, todas las personas iban solas, yo no vi a nadie acompañado nada más que a la entrada, para variar, nosotros éramos las ovejas negras... gaijins en Japón.

Salimos como una patena del hotel cápsula para recorrer el Shinjuku nocturno.

Shinjuku a la luz de los neones es espectacular

Vistas hacia la zona Este de Shinjuku

No muy lejos de nuestro alojamiento, tenemos la zona de rascacielos de Shinjuku Este, nos dirigimos a las Oficinas del Gobierno Metropolitano de Tokyo, un popular lugar para contemplar las vistas de la ciudad, ya que además de es gratuito, es el edificio más alto de la ciudad con 243 metros (solo superado por la Torre de Tokyo).

Oficinas del Gobierno Metropolitano de Tokyo

Las vistas son bastante impresionantes, no fuimos capaces de ver donde terminaba la ciudad. Se ve una gran mancha sin luz por donde debe estar el parque del Meji-jingu. También se puede ver a lo lejos la Torre de Tokyo, y delante un estadio de béisbol, que creo que es el de los Yakult Swallows de Tokyo.

Vistas al Norte hacia Ikebukuro

El Meji-jingu gyoen al Sur

Vistas al Suroeste

Al tener tantos rascacielos rodeándote, para mi las vistas no fueron tan buenas como las que tuvimos en Osaka desde el Umeda Sky Building. Las vistas de estas ciudades a mi gusto suelen ser más impresionantes por la noche, pero si el día es muy claro, por la mañana pueden ser igual de espectaculares. En algunas ocasiones se puede ver el Fuji desde aquí, pero es más bien raro, anque quizás algo más frecuente con el clima de invierno en un día despejado.

29 sept. 2008

Consejos: Nikko

  • Situada al Norte de Tokyo, a unas 2 horas en tren, Nikko es uno de los principales destinos turísticos de Japón. Buena parte de los extranjeros que ven Nikko, lo hacen en una visita de un día desde Tokyo. Junto con las visitas a Kamakura, Hakone y el Monte Fuji, Nikko es de los destinos más populares en las proximidades de la capital. El ambiente de naturaleza de Nikko es único, y los templos y santuarios realmente merecen la pena. Si vas un poco apurado de tiempo, una visita de un día desde Tokyo es suficiente, en una mañana se pueden recorrer los lugares de interés, y puedes pasar la misma visitando Tokyo. Si tienes más tiempo, puedes dedicar un día entero a Nikko, ir a un onsen, y dormir aquí.
+/- Seguir leyendo...
  • Alojamiento: nosotros nos alojamos en un Youth Hostel (Nikko Daiyawaga) por 2730¥, no es un palacio, pero está bien situado y es barato. No hay más alojamientos tan baratos como este, pero por un poco más, tambien es un lugar con bastane encanto donde poder probar el ryokan tradicional. Desde alrededor de 6000¥ tienes los ryokan mas baratos, que pueden llegar hasta los 10000-15000¥ en el caso de los mejores, pero vamos, como en el resto de Japón, y probar un ryokan es algo que tienes que hacer obligatoriamente en este país.
  • Que ver y hacer en Nikko: con las visitas incluidas en el "Combination Ticket" es suficiente, puedes pagar algún extra, como el de la tumba de Ieyasu Tokugawa. Si pasas la tarde aquí, no hay mucho que hacer en la ciudad, por lo que puedes coger un autobús hasta un complejo de onsen, hay varios situados en las proximidades de Nikko, esta es otra de las cosas que hay que probar en Japón.
  • Transporte: Nikko está a 2h en tren de Tokyo, con JR Pass tienes que ir vía Utsunomiya, para desde allí tomar un tren a Nikko. Si no tienes JR Pass, sale más barato ir con la compañía Tobu. Las estaciones de JR y Tobu están muy próximas, y andando hasta la zona de templos son unos 30-45 minutos, por lo que no es mala idea coger un bus, al menos a la ida, que es cuesta arriba. Para ir a algun onsen, el bus te saldrá por 300-400¥

28 sept. 2008

DIA 13 (2/4) Más templos y Ganma-ga-Fuchi

Las últimas dos visitas incluidas en el “combination ticket” fueron el Tayuin-byo y el Futurasan-jinja, un bonito y tranquilo santuario, al que al parecer no se acerca la marea que invade el Tosho-gu.

Futurasan-jinja

Justo al lado está el Tayuin-byo, donde descansa el nieto de Ieyasu, Iemitsu Tokugawa, muerto en 1651. El recinto parece bastante similar al Toshu-gu, pero algo menos espectacular. De todas formas es de visita obligada, y sigue siendo muy interesante.

Tayuin-byo

Farolillos en el Tayuin-byo

Uno de los puntos fuertes de Nikko, es que está enclavado en un entorno natural extraordinario, ya comenté que la zona es volcánica, y hay varias fuentes termales que alimentan los onsen de la región. Nikko se encuentra dentro de un Parque Natural, y los alrededores también son ideales para alguna excursión.

Cedros japoneses en Nikko

No más allá de 15 minutos desde el Puente de los Dioses, te puedes dar un paseo por un entorno natural bastante agradable que recomiendan las guias de viaje, el Abismo de Ganma-ga-Fuchi. El camino está lleno de estatuas jizo, parece que sonríen un poco, y según se dice es debido a que se burlan de los viajeros que intentan contarlos. Nosotros desalentados por la historia, no intentamos hacerlo, pero tampoco vimos tantísimos y yo me quedé con las ganas de haber vencido a unas estatuas que se creen muy listas y decir: ¡Quién ríe el último, ríe mejor! Por otro lado, no vimos ningún abismo, o al menos lo que yo entiendo por abismo, así que no te sientas decepcionado si no lo ves tú tampoco, el paseo sigue mereciendo la pena sin abismo.

Atravesamos el río de camino a Ganma-ga-Fuchi


De vuelta a Nikko, entramos con los niños de las excursiones, a una enorme tienda a la que los metían para que compraran regalos a sus padres, casi todo era para comer, y como dejaban probar muchas cosas, hicimos caso de una de las máximas de Homer Simpson "Si va pinchado en un palillo, es gratis" (Que tan bien aplicó Pablo durante todo el viaje, haciéndose pinchos morunos de muestras gratuitas). Probamos un popurri de cosas raras dulces y saladas, y repetimos de las que nos gustaban. Para matar el hambre que despertamos, nos pillamos unos Cup Noodles de un combini. Además, encontramos una tienda donde vendian kimonos y yukatas, las dependientas eran majísimas, y hasta sabían algo de español. Pablo y yo hicimos compras.

Recogimos el equipaje en el albergue, y nos pusimos en marcha en dirección a Tokyo, vía Utsunomiya. El shinkansen hace parada en Ueno antes de llegar a la estación de Tokyo. En Ueno cogimos la linea Yamanote hasta Shinjuku, la estación de tren más transitada de todo el mundo, con 3 millones de pasajeros al día.

Estación de Shinjuku

26 sept. 2008

DIA 13 (1/4): Templos en Nikko

El primer punto de interés es el Shin-Kyo, el puente de los dioses, una de los puntos más fotografiados de Nikko. El puente cruza el río Daiya, y antiguamente solo podía ser atravesado por la nobleza. No hace muchos años lo abrieron para quien quiera cruzar pagando, aunque salvo que te haga mucha ilusión, las mejores vistas las tienes desde el puente anterior.

El puente de los dioses

Subiendo hacia la zona de los templos, encontraras unas taquillas donde podrás comprar el “combination ticket”, una tira de tickets que cuesta 1000¥ que te permite la entrada al Rinno-ji, Toshu-go, Futurasan-jinja y Taiyuin-byo, es absolutamente indispensable, ya que todas las visitas merecen la pena y las entradas separadas cuestan alrededor de 600¥ cada una.

Nosotros vimos en primer lugar el Rinno-ji, que se encuentra junto a las taquillas del “combination ticket”, dentro del templo, lo más destacado es una sala con tres grandes budas de madera.

Rinno-ji

Desde aquí, el resto de la visita es bastante mágica, todo el complejo de santuarios y templos está situado entre altísimos cedros japoneses, todos muy cerca unos de otros, y con la única pega de que es posible que te acompañe una marea de turistas japoneses. En nuestro caso fueron cientos de shin-chanes, de diferentes colegios, cada grupo con gorras de diferente color .

Shin-chanes

Toda esta zóna esta rodeada por altísimos cedros

Pablo y yo nos divertimos un rato compitiendo a ver a quien le respondían más chavales cuando les decíamos ¡konnichiwa! No quedó claro el ganador, y a mi me quedaron las ganas de reclutar a un ejercito de estos chavales y someter a la gente a mil años de dolor a base de Kanchos.


Continuando la visita, el siguiente santuario es posiblemente el más espectacular de Nikko, el Tosho-gu, dedicado a Tokugawa Ieyasu (muerto en 1616), uno de los personajes más importantes de la historia de Japón, fundador del Shogunato Tokuwawa, al frente del país hasta la Restauración Meiji de 1868. Este santuario posiblemente sea el más espectacular de Nikko.

Los almacenes sagrados

A la entrada hay una colorida pagoda de 5 pisos originaria de 1650, pero reconstruida hace 200 años, y que cuenta con sistema anti-terremotos. Nada más entrar hay un patio grande donde se encuentran los Sanjinko (tres almacenes sagrados), con unos conocidos e imaginativos relieves de elefantes, realizados por alguien que no había visto nunca un elefante. Los establos sagrados albergaban hasta hace poco la talla de un caballo blanco, pero cuando lo visitamos, tenía como huésped, un majestuoso caballo blanco donado por Nueva Zelanda. El establo está decorado con uno de los símbolos de la ciudad, los tres monos sabios de Nikko que representan “No escuchar maldades, no decir maldades, no ver maldades”, tres principios del budismo Tendai..


¿Por qué son representados con monos? En japonés “mizaru, kikazaru, iwazaru” significa “no ver, no oír, no hablar”, el sufijo –zaru es una forma arcáica de conjugación negativa de verbos, pronunciada de igual forma que saru, que significa “mono”.

El patio del Tosho-gu

La Yomei-mon al fondo

Justo antes de la Yomei-mon, y a la izquierda de esta, hay una sala que no debes perderte, la Honji-do, conocida por la demostración que hacen los monjes del “rugido del dragón”. Hay una figura de un dragón en mitad de la sala, y los monjes golpearan dos palos en diferentes lugares de la sala, sin que se aprecie nada especial. Pero en un punto concreto de la sala, justo delante del dragón, la reverberación que produce el golpe de los palos entre si es especial. Si estas atento, no te decepcionará.

Yomei-mon

La Yomei-mon, es una espectacular puerta muy recargada de detalles, se dice que por temor a la envidia de los dioses tras haber creado una obra tan perfecta, la última columna fue colocada al revés deliberadamente. Dentro hay varias salas, con pinturas de los 36 poetas inmortales de Kyoto, y de 100 dragones, todos ellos diferentes.

Desde aquí también se puede continuar la visita pagando 520¥ más, viendo el fotografiadísimo Nemuri-neko, una pequeña escultura de un gato dormido, sin más. Y pudiendo subir hasta la tumba de Ieyasu Tokugawa, esta visita adicional no estaba especialmente recomendada, al parecer lo más interesante es el paseo entre los cedros, y nos dio pereza tras ver la riada de turistas y niños que entraban.

25 sept. 2008

DIA 12 (2/2): Yashio-no-yu Onsen

Este onsen se encuentra a 5 kilómetros del centro de Nikko, el autobús te deja a un kilómetro a la ida, pero a la vuelta para en la misma puerta. El kilómetro a pie lo hicimos bajo un torrente de agua, con lo que llegamos empapados al onsen.

El bus nos dejó en mitad de ninguna parte

Yashio-no-yu Onsen

La entrada son 500¥ (cerrado los Jueves), el complejo es simétrico, con una parte para mujeres y otra para hombres. En el vestuario hay que dejar absolutamente todo lo que lleves encima, para ponerte la llave de la taquilla como pulsera, y entrar en pelota picada a los baños.

Sala principal del onsen, con vistas a los jardines

Lo primero que tienes que hacer es enjabonarte y frotarte bien, los japoneses lo hacen sentados. Es importante que no te saltes esto, pues los baños no son para limpiarse, son para relajarse, y hay que entrar limpio. Pablo, el rey de las faltas de respeto, se salto involuntariamente este paso.
En este complejo teníamos tres tipos de baños en el interior, con agua a diferente temperatura, y jacuzzi, pero lo mejor era el baño exterior (rotemburo), bañarse en unas aguas termales al aire libre, mientras llueve, es bastante agradable.

Rotemburo, lo probamos bajo la lluvia

No se cuanto se suele permanecer como media en estos baños, pero a mi el agua tan caliente me empezó a marear en menos de 15 minutos, nos salimos los tres y completamente relajados nos quedamos medio sopa en el salón del complejo. Obviamente no pudimos sacar fotos del onsen, las que pongo son del folleto que me guardé.

Salones del complejo

A la vuelta, nos cogimos la cena en un combini para tomarla en la sala del albergue mientras veíamos la tele.

DIA 12 (1/2): Destino: Nikko

Dejamos Osaka y nos aventuramos a atravesar medio país hasta Nikko, algo más de 700 kilómetros. De Shin-Osaka a Tokyo son 3 horas en shinkansen Hikari (solo 30 minutos más que en Nozomi, que son los que no podemos utilizar con el JR Pass). Y para ir de Tokyo a Nikko de nuevo estamos limitados por el JR Pass, hay tren directo de Tobu, con JR se llega más o menos en el mismo tiempo, unas 2 horas, pero con un shinkansen a Utsunomiya y allí se cambia a un tren normal a Nikko. En total son entre 5-6 horas de viaje de Osaka a Nikko.

Nikko Daiyagawa YH

Cuando llegamos, llovía bastante, nos pusimos los chubasqueros y nos encaminamos a nuestro alojamiento el Nikko Daiyagawa Youth Hostel, de Hostelling Internacional. Había intentado contactar previamente por email con ellos, pero no recibí respuesta, asi que nos plantamos allí y tuvimos sitio sin problema. Este alojamiento está bien situado, pero algo escondido, tiene vistas al río que le da nombre. El lugar es algo caótico, pero es barato, 2.730¥ por noche. Las camas son en litera, “estilo-occidental”, pero que nadie se engañe, en los cuatro alojamientos de este estilo que tuvimos, simplemente cambiábamos el “estilo oriental” de dormir en un futón sobre tatami, por dormir en futón sobre un somier, no vimos colchones. Tiene una sala con TV para comer, y poco más.

Diluvio en Nikko

A la hora que llegamos ya no hay templos abiertos, y visitarlos con la lluvia que caía hubiese sido bastante molesto. Así que no nos pudo venir mejor, porque lo que teníamos planeado para esa tarde era ir a un onsen natural, Nikko está situado en un parque natural montañoso con varios volcanes inactivos, hay varios complejos de aguas termales, por lo que es un buen sitio para probar el onsen si vas a pasar la noche aquí, además de que después de que cierren los templos, no hay mucho más que hacer.

24 sept. 2008

Consejos: Osaka

  • En muchas guías no se hable muy bien de Osaka, se dice que no tiene demasiado atractivo turístico, lo cual puede ser cierto en parte, dependiendo de lo que busques. Sin embargo, para mi fue una de las visitas más interesantes de todo Japón. Si para ti no todo son templos y paisajes espectaculares, y aún no has visitado la gran metrópolis de Tokyo o tienes ganas de más, Osaka es visita obligada. La ciudad es una metrópolis japonesa auténtica al 100%, una completa locura con autopistas por encima del nivel del suelo que atraviesan la ciudad.
+/- Seguir leyendo...
  • Muchos dedican a Osaka una visita de un día desde otra ciudad (como Kyoto, que se encuentra bastante cerca). Es verdad que los puntos de mayor interes se pueden recorrer en un día, aunque en una visita rápida quizás pases por alto la mayor parte del encanto de esta ciudad. Quizás el punto más conocido de Osaka sea el Dotombori, que cobra todo su esplendor por la noche. yo recomendaría pasar una noche en Osaka. Una buena recomendación que me hicieron y que certifico, es que merece la pena visitarla antes de que veas Tokyo, si lo haces después, quizas te impresione menos.
  • Alojamiento: si has decidido hacer noche aquí, si te puedes alojar cerca del Dotombori para no depender del transporte público por la noche, mejor (más tarde de las 12 solo te quedaría volver a pata o taxis a precios desorbitados), aunque la zona de Umeda también tiene una zona de ocio, y se llega allí en nada desde la parada del shinkansen en Shin-Osaka, mientras que la zona del Dotombori está peor conectada. Nuestro alojamiento fue en la zona de Umeda (J-Hoppers Osaka), por 2500¥, las instalaciones son excelentes, y de ambiente muy internacional.
  • Que ver: Aparte del Dotombori y alrededores, Den-Den Town, el Shinsekai y las vistas desde el Umeda Sky Building que comento en los posts. No hay muchisimos sitios concretos de interés, dar una vuelta por la ciudad ya merece la pena, ¡empápate de su ambiente y relaciónate con sus gentes!. Además en Osaka hay un espectacular acuario, de los mejores del mundo por 2000¥. Pasa lo mismo con su parque de atracciones, el “Universal Studios Japan”, 5800¥.
  • Transporte: Osaka tiene red de metro (no incluida en el JR Pass), pero para moverte por la ciudad, básicamente con el Osaka Loop (JR) te vale. A Osaka seguramente llegues en shinjansen, Shin-Osaka está solo a 5 minutos de la estación central de Osaka, que forma parte del Osaka Loop.
  • Visitas cercanas: También puedes elegir Osaka como base para ver otras ciudades, mucha gente visita las ciudades de interés del Kansai desde Kyoto, pero aunque Osaka no es tan imprescindible como Kyoto (si tienes menos tiempo) ofrece una ventaja, su animada vida por la tarde y la noche. Mientras que en Kyoto, tras el cierre de los templos, hay poco que hacer, a esa misma hora, Osaka se anima. Las principales ciudades cercanas del Kansai que puedes visitar por el día son Nara, Kobe e Himeji.

23 sept. 2008

DIA 11 (3/3): Osaka nocturna desde las alturas

Salimos del J-Hoppers ya algo tarde, para ir al Umeda Sky Building, que nos pillaba al lado, las vistas de una única parte de la ciudad la noche anterior nos habían impresionado, y queríamos más. Este edificio es de los más altos de Osaka, con 173 metros. Son dos torres unidas por una plataforma que en su parte más alta tiene un observatorio. El edificio es bastante espectacular, subir al observatorio cuesta 700¥, un ascensor te sube hasta la planta 40, y el ultimo tramo se recorre en una escalera mecánica suspendida entre una torre y el observatorio.

El umeda Sky Building

No se que tal serán las vistas de día, pero de noche son espectaculares, se puede subir hasta las 22:00. Al no tener más rascacielos encima, se puede disfrutar del panorama de esta loca ciudad, verás trenes entrando y saliendo de la ciudad, o rodeándola por el transitadísimo Osaka Loop.

Oeste

Este

Norte

Sur

El sistema de carreteras que va sobre el suelo también llama la atención, y desde aquí tienes una buena visión de un edificio que es símbolo de las excentricidades de esta ciudad.


Si, le pasa la carretera por dentro y continúa por el otro lado.

El observatorio está muy bien, pues tiene una planta al aire libre para disfrutar de las vistas (pero desde la que no se hacen muy buenas fotos por unas rejas más abajo), y otra con ventanas para tener vistas por los cuatro costados y hacer fotos decentes. También cuenta con plataformas que cambian de color según pasas y cosas de estas que harán las delicias de cualquier pueblerino.

Ya abajo cenamos unos noodles instantaneos de un combini, en todos los combinis del pais (y hay uno en cada esquina), hay maquinas de agua caliente para hacerte la comida, por poco más de 100¥ tienes unos Cup Noodles King Size. Además de los noodles, hay obento (cajas con comida variada como arroz, sushi), onigiri (triángulos de arroz muchas veces rellenos), comida ya cocinada como salchichas, pollo. Allí mismo te dan los palillos para comer, y como están abiertos 24h, son una buena y barata solución para cuando todos los sitios están cerrados.

En vez de irnos al Dotombori, nos quedamos por la zona de ocio de Umeda, nos tomamos unas cervezas en un bar en el que sonaba ACDC y nos echamos unas partidas de dardos.

22 sept. 2008

DIA 11 (2/3) El día del Osaka Loop (Shinsekai, Den-Den Town)

Muy cerca del último templo que visitamos, se encuentra el el famoso barrio de Shinsekai (que literalmente signiica, "nuevo mundo"). Este barrio fue algún día de los lugares más modernos del mundo, en su momento, la Torre Tsutenkaku (traducido es "la torre que alcanza el cielo"), de 103 metros y terminada en 1912, fue el edificio más alto de toda Asia.

Torre Tsutenkaku

Ahora todo parece antiguo en el Shinsekai

La Lonely Planet dice que posiblemente sea el lugar más peligroso de todo Japón, pero es una exageración tremenda. Merece la pena callejear pasando por pequeños restaurantes con pinta rara, en algunos servían pececillos vivos, otros tenían una pinta más normal, y parecían muy auténticos para sentarse solo en la barra. No nos atrevimos a entrar a ninguno porque o bien tenían un ritmo frenético, o parecian algo siniestros y no sabíamos ni que pedir, pero sin embargo, nos atrevimos a la potencialmente mortal tarea de comer pez globo.

Aquí probamos el fugu

Entramos a un restaurante que en su exterior anunciaba a los cuatro vientos lo que servía, el sitio tenía buena pinta, pero estaba prácticamente vacio cuando entramos. Nos trajeron la carta únicamente en japonés, mis conocimientos básicos de hiragana dieron para pedir fugu nigiri, dos trocitos de pez globo sobre arroz, que comimos Pablo y yo delante de la señora que nos lo trajo. Fueron 750¥, solo queríamos probarlo, no darnos un festín, que es cuando podría ser peligroso para la vida o el bolsillo. Comimos tan poco, que ni me acuerdo a que sabe, solo sé que estaba rico, y que noté un ligero picor en el paladar, que seguramente fue solo algo psicosomático.

Los dos trocitos de pez globo


En el fondo el riesgo que corres al comer pez globo en Japón es prácticamente nulo, los chefs están muy preparados, tienen que completar un curso de tres años para ser autorizados a preparar fugu. Aunque un solo pez globo tenga veneno suficiente para matar a más de 30 personas, este se concentra básicamente en el hígado y otras glándulas. El compuesto responsable es la letalidad del fugu es la tetradotoxina (TTX) , una potentísima neurotoxina, 0,51 mg de TTX inyectada en la sangre produce la muerte instantánea (una cantidad equivalente a un grano de sal). Hay quienes consumen grandes cantidades de fugu, o partes venenosas para alcanzar un estado de euforia, y suelen ser algunos de estos casos los que finalmente acaban en la tumba.

El Shinsekai

Además de restaurantes, en el Shinsekai puedes subir a la torre por unos 600¥ (aunque hay otros sitios mejores para ver la ciudad desde las alturas), meterte en un salón de pachinko, de recreativas, o ver a concentrados abueletes jugar al ajedrez japonés.

Ajedrez japonés

Muy cerca de este barrio, se encuentra el Nipponbashi, también llamado Den-Den Town, el barrio electrónico de Osaka, algo similar al Akihabara de Tokyo. Den-Den Town se extiende principalmente a lo largo de Sakaisuji Dori, y allí puedes encontrar básicamente cualquier cosa rara imaginable, todo tipo de electrónica, pornografía y perversiones por doquier. Nada más entrar me compré una tarjeta de memoria SD de 4Gb por 1600¥, unos 10€. Las tiendas grandes tienen modelos para exportación, y te hacen el descuento (Tax Free) si les enseñas el pasaporte, se pueden encontrar a precios más baratos que en España, y si piensas en comprarte una cámara de fotos, una PSP, o algo similar, no es una mala idea hacerlo aquí.

Den-Den Town

Lolo y yo nos pusimos el chip friki y disfrutamos recorriendo tiendas que vendían trajes de animes, tenían hasta el traje de capitán de Ichimaru Gin (unos 10.000¥, pero solo para 170 cm de altura).

El traje de Ichimaru Gin

Evangelion parece no pasar nunca de moda en Japón (ahora están sacando una nueva versión del anime: Rebuild of Evangelion) hay material de Asuka y Ayanami para aburrir, parece que allí tienen el estatus de diosas. También se veía por todas partes trajes y figuritas de Suzumiya Haruhi no Yūutsu, muy de moda también. De todas formas, cualquier cosa que hubiese tenido su momento, tiene aquí o en Akihabara, su planta o edificio dedicado. En este barrio hay un edificio entero dedicado a Gundam.

Lolo es feliz en esta tienda

Figuritas de Bleach (según lo novedosas que fueran variaba el precio)

Las tiendas de pornografía son un buen porcentaje del total, además de que casi todas tienen un apartado o una planta (generalmente la más alta) de venta de DVDs y material para las perversiones más inimaginables. Si te ponen las colegialas japonesas de los mangas y animes, aquí puedes comprar a tu novia el kit completo con uniforme de escuela y de gimnasia.


Pasamos un buen rato en el barrio, pero luego continuamos hasta el Dotombori, que por la tarde también está muy animado, aunque por la noche con todos los neones encendidos es cuando más merece la pena.

El Dotombori

El canal del Dotombori

Muy cerca está el barrio conocido como Amerika-Mura, donde se reúnen los jóvenes más “modernos” y puedes encontrar a especimenes del estilo de los de Harajuku en Tokyo, a nosotros no nos impresionó tanto, solo hay que pasear por la calle Fuencarral de Madrid, o pasarte por una prueba de idioma japonés de la EOI para ver a gente similar. Después de jugar un rato con los iPhone del Apple Store y de mandar unos correos, nos volvimos desde la estación de Namba, al Osaka Loop, para completar la vuelta llegando a Fukushima, mis intentos por que mis compañeros de viaje se quedaran dormidos en el tren y se pasaran de estación, fueron en vano, aún tendría que esperar para librarme de ellos.