29 oct. 2008

DIA 18 (2/4) El Parque de Ueno

Solo con dos días por delante, y habiendo dormido menos de 4 horas (ya habría tiempo de dormir en España), nos levantamos para otro duro día recorriendo Tokyo.

A tiro de piedra de Asakusa, donde nos alojamos, se encuentra el parque de Ueno, y de camino pasamos delante del edificio Niimi, que marca la entrada a Kapabashi-dori (Kitchen Town). En esta calle se encuentran buena parte de los proovedores para los restaurantes de Tokyo, que venden desde vajillas a cubiertos occidentales, además de las curiosas réplicas de plástico que exponen buena parte de los restaurantes de la ciudad. El edificio Niimi es inconfundible, está coronado por un busto de 12 metros de un chef occidental, y al parecer hay otros edificios Niimi por la zona decorado con tazas enormes u otra parafernalia gigante. Si te das una vuelta quizás encuentres algo curioso.

Edificio Niimi

Tras pasar la estación de Ueno entramos en el parque. Además de ser uno de los lugares preferidos por los locales para pasear y escabullirse de la jungla de coches y edificios, este céntrico y espacioso parque tiene la mayor concentración de museos importantes de Japón. Nosotros lo encontramos bastante abarrotado en pleno verano, y al parecer en epoca de hanami es un hervidero de gente que viene a contemplar los cerezos en flor.

No nos pareció tan bonito como esperábamos, abundan los artistas callejeros con sus espectáculos, pero como tampoco entendíamos sus chistes pasamos de largo, y ya que estábamos aquí, entramos a dar una vuelta por el museo más importante de Japón, el Museo Nacional de Tokyo.

Edificio Honkan del museo

Este museo es el más grande y más antiguo del país, tiene varios edificios, siendo el Honkan (Galería japonesa) el más importante. Fue únicamente esta parte la que visitamos. Contiene una colección de objetos japoneses que van desde la prehistoria, hasta finales del siglo XIX: cerámicas, esculturas, espadas...

En fin, la visita al museo es interesante y la entrada no es cara (hay descuento para estudiantes), pero para nosotros también podía haber sido prescindible. Dimos un paseo por el parque, y nos acercamos a ver otro de los puntos de interés y mencionado en todas las guias, la estatua de Saigo Takamori. Esta estatua está muy cerca de la entrada Sur del parque, el punto más próximo a Akihabara, y quizás es famosa por lo poco convencional que resulta la estatua de un samurai algo rellenito paseando a su perro.

Estatua de Saigo Takamori

No hay comentarios: