8 oct. 2008

DIA 14 (3/3): La subida al Monte Fuji

El plano de los refugios de nuestra ruta, muy divertido

20:30
Nos equipamos en el refugio de la 5ª estación, un par de linternas a precio de oro, pero a las que deberíamos la vida más tarde, y Pablo se compra unos pantalones impermeables y aislantes, a los que posiblemente tambien deba la vida, porque sino hubiese ascendido en vaqueros cortos. La temperatura a 2.000 metros es muy agradable, en teoría la ascensión será de 5 horas, pero empezamos muy pronto por si llueve y tenemos que pasar algún tiempo dentro de un refugio.

21:31 Segundo refugio

21:31 Tras una hora caminando, llegamos al segundo refugio, a 2.400 metros, la primera hora ha pasado volando, y la temperatura sigue siendo aceptable. Nada más salir de este refugio, una espesísima niebla lo cubre todo. El camino está completamente a oscuras, sin linternas sería un suicidio intentar moverse. Es difícil ver algunos metros por delante, pero continuamos y pasamos el tercer refugio (2.700 metros) Nuestro ritmo es frenético, hemos adelantado a varios excursionistas que ascienden tranquilamente. Empezamos a preocuparnos, en menos de hora y media hemos ascendido más de una tercera parte, a este ritmo vamos a llegar muy pronto a la cima, y el frío empieza a notarse. Parece que hemos tenido suerte y no tenemos nada de lluvia, no se lo que hubiese pasado en caso contrario.

21:39 Una espesa niebla lo cubre todo

22:32 Un pequeño torii y un hito indican la 6ª estación

22:37 Ruta Subashiri, no nos hemos perdido en medio de la niebla

23:00 Aparece detrás de la niebla, el cuarto refugio, a 3.090 metros. Muchos viajeros pasan la noche en uno de estos refugios y prosiguen la ascensión a las 2 de la mañana, o a una hora prudente para llegar a la cima y no tener que esperar bajo un frío helador. Los precios son abusivos, en esta cuesta 6300¥ pasar unas horas. De repente, por unos minutos desapareció la niebla que cubría todo, y pudimos observar lo que teníamos por debajo y por encima, la estela de los refugios hacia la cima, y las estrellas, algo espectacular.

23:00 Aparece un refugio detras de la niebla

23:02 La nieba desaparece

23:15 Seguimos nuestro camino, esta parte de la subida es impresionante, la vista de todas las estrellas como pocas veces se puede hacer, con luna prácticamente nueva, y en una época de lujo, la noche del 29 de Julio ya está próxima al periodo de máxima actividad de las Perseidas, y fueron docenas las estrellas fugaces que vimos. Según ascendíamos la vegetación ya desaparecía por completo.

23:45 Llegamos al siguiente refugio, a 3.200 metros. El frío aquí ya empieza a ser importante, estamos a menos de 600 metros de la cima, hemos recorrido dos terceras partes del camino, vamos a llegar muy pronto a la cima. Decidimos parar y hacer tiempo, pero descansar a una temperatura entre 0-5ºC resultó ser una tortura. Ibamos con camiseta jersey y vaqueros. Lolo llevaba un chubasquero decente, Pablo y yo unas capas que utilizamos como iglús. Durante casi dos horas permaneceremos en un estado bastante lamentable, los excursionistas japoneses, bien equipados, se sorprendían de nuestras pintas al pasar por delante.

1:20 Trás casi dos horas de descanso en nuestros iglús

1:20 Salimos de nuestros iglús, en un estado catatónico, yo casi ni podía moverme. Necesité colarme 5 minutillos en el refugio donde dormía la gente para entrar en calor. Continuamos la ascensión, ahora vemos a mucha más gente por el camino, y según nos acercamos a la cima, los refugios van siendo más frecuentes. En el siguiente Pablo se pide unos Cup Noodles, a un precio siete veces superior del habitual en un combini, el tio que nos lo vende no nos deja tomarlos dentro del refugio, pero el minuto que pasamos dentro merece la pena.

2:18 Nos cruzamos con otro camino

2.18 Nuestro camino se cruza con el más abarrotado, el de Kawaguchi-ko, cantidades asombrosas de gente ascienden como hormigas hacia la cima. Seguimos este camino por unos metros, pero volvemos al nuestro original, mucho más tranquilo, aunque este último tramo es empinado y difícil, pisamos sobre arena volcánica y aquí cuesta más avanzar. De todas formas, en ningún momento nos quejamos de cansancio, sufrimos por el frío. Empezamos a seguir a los grupos de gente y dejar de adelantarlos como locos.

2:19 El camino de Kawaguchi-ko está hasta arriba de gente

3:00 Nos quedamos sin pilas en las linternas, no nos queda otra que ir a la vera del resto de excursionistas. Nos infiltramos en un grupo que tiene a todo tipo de gente, alguna algo mayor, y que para a descansar con frecuencia, ya estamos muy cerca de la cima, pero avanzamos poco a poco, y estamos prácticamente al borde de la congelación

3:20 No nos queda otra que seguir a la gente con linternas

3:54 Llegamos al borde del cráter, donde se encuentra el último refugio, y desde donde se ve el amanecer (algo que ellos llaman goraiko), la temperatura es de unos 0ºC, hay algo de viento y la gente empieza a amontonarse. Ya se ve claramente desde hace un rato por que lugar del horizonte va a salir el sol.

3:52 Primeras vistas desde arriba

4:11 Aún queda media hora para el Goraiko, y la gente abarrota el mirador

4:15 Desde aquí el panorama es impresionante, vemos las nubes como si estuvieramos en un avión, aquello es lo que atravesamos horas atrás cuando tuvimos más de una hora de niebla espesa. Maldecimos al astro rey que no se decide a salir, y seguimos pasando frío.

4:15 Estamos muy por encima de las nubes

4:39 En teoría amanece a esta hora, pero el Sol debe de haber salido por debajo de las nubes, yo no puedo aguantarme y me doy una última vuelta por el refugio antes de volver y ver la salida del sol definitiva, puedo asegurar que no he pasado más frio en mi vida.

4:43 Primera puntita de Sol

4:43 ¡Ya está aquí! Se hizo esperar, sale rápidamente y en 3 minutos podemos observar el disco entero. En aquel momento quizás no lo disfrutamos tanto por el frío que pasamos, pero visto ahora, fue algo increíble, al menos el ver el sol me hizo entrar algo en calor mentalmente. Tras contemplar el goraiko, los japoneses enloquecen por un momento y gritan al unísono: BANZAI! BANZAI! BANZAI!

No hay comentarios: