23 ago. 2008

DIA 2 (1/2): ¡Aterrizamos en Narita! Shinkansen a Kyoto

Tocamos suelo japonés sobre las 11 de la mañana (GMT+8), 7 horas de diferencia con España en verano, creo que hemos dormido tanto durante el viaje de ida que prácticamente no tenemos jet-lag. Nos recibe la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de Narita, después de varios años deseando tocar suelo japonés, ¡el sueño se hace realidad! En el mismo aeropuerto hay una estación de JR, con una oficina de cambio de JR Pass, lo hacemos efectivo ese día, para los 14 días siguientes. Nos atiende un tipo simpático que dice que me conoce de algo… ¿Será por que los occidentales les parecemos todos iguales como ellos nos lo parecen a nosotros? Allí en la propia oficina de cambio nos hacen la reserva para el Narita Express a Tokyo, y para el shinkansen que nos llevará a Kyoto, y cuando termina nos dice que faltan unos 5 minutos para que salga nuestro tren, ¡que eficiencia!

El aeropuerto de Narita está situado al Este de Tokyo, a una hora más o menos. Hay varias maneras de llegar a él, aparte del taxi que cuesta un pastón, lo más caro es el Narita Express (incluido en el JR Pass), y lo más barato es un tren local desde Ueno, por unos 1000¥.

El shinkansen que nos llevará a Kyoto

Llegamos a Kyoto sobre las 4 de la tarde, el calor es infernal. Todo el país es abrasador en verano, pero Kyoto especialmente al estar rodeado de montañas y no circular brisas. Para combatir el calor, durante todo Julio se celebra el que es considerado el festival tradicional más importante de Japón, el Gion Matsuri. El día grande es el 17 por la mañana, cuando desfilan las carrozas que han estado expuestas los días anteriores. Aún así hay más eventos con los que te puedes encontrar si vas por estas fechas, en las que muchas calles son adornadas con farolillos, y mucha gente pasea en kimono o yukata.

Nuestro primer alojamiento fue el “Costa del Sol Guest House”, está bien situado a 10 minutos de la estación de Kyoto, y a un paseo del centro urbano y de los barrios tradicionales. La casa no es muy grande, pero tiene habitaciones con baño por 2500¥ la noche, unos 15€, lo cual es una ganga pues también teníamos acceso a Internet gratis, cocina, una salita con tele, alquiler de bicis y aire acondicionado. La mayor pega era que los futones eran bastante incómodos.

En esta habitación dormiamos los tres, los futones son muy finos

No hay comentarios: