18 nov. 2008

DIA 19 (1/5) El Senso-ji, en Asakusa

Domingo por la mañana, nuestro último día en Japón. Para llegar al templo budista de Senso-ji atravesamos Nakamise-dori, una calle que la noche anterior se encontraba desierta, y que hoy es un hervidero de gente y de tiendas. Esta calle fue uno de los primeros "centros comerciales" de la historia de Japón, los comerciantes han vivido desde siempre de los visitantes del templo, y lo siguen haciendo hoy en día vendiendo dulces tradicionales, kimonos, yukatas y todo tipo de souvenirs. El templo al final de Nakamise-dori es la principal atracción turística del barrio de Asakusa.

Nakamise-dori, hasta arriba de tiendas

Entrada al Senso-ji

La pagoda del Senso-ji

Este es uno de los pocos templos que son de visita casi obligada en Tokyo, la cantidad de templos de interés en la capital, en comparación con Kyoto, es irrisoria. Por el día el Senso-ji esta muy masificado, la gente se amontona poniendo palitos de incienso en un inmenso caldero hasta arriba de ceniza, tirando monedas, y haciéndose fotos. La visita nocturna, como comento en la anterior entrada, también es una opción, pues la sala abi por la mañana no tiene nada de especial, y el recinto abre las 24 horas. Por la mañana es más alegre, pero por la noche también es curioso y se encuentra iluminado.

Gran caldero con palos de incienso

El humo es del gran caldero

Tras ver el templo, nos dimos una vuelta por los alrededores, Asakusa no ofrece mucho más a simple vista para el turista, pero resulta un barrio curioso para dar una vuelta, pues es bastante diferente de otros puntos céntricos de la ciudad. Durante buena parte del siglo XX, este fue el lugar de entretenimiento de Tokyo, pero hoy en día ha sido superado por cualquier otro barrio, y Asakusa ha quedado anticuado. Mientras que en casi cualquier otro lugar de la ciudad no dejarás de ver edificios modernos, Asakusa y alrededores parece otra ciudad, no obstante, esta zona alrededor del Rio Sumida es lo que fué el centro del antiguo Edo.

De todas formas, si te alojas por aquí (quizás uno de los barrios de Tokyo con mayor concentración de alojamientos baratos), tendrás la oportunidad de callejear algo. Nosotros tras ver el Senso-ji en un mediodía de domingo de Agosto, el sol de justicia nos inviitó a refugiarnos del calor en el suburbano, y dirigirnos a el último lugar de nuestra lista que nos quedaba por explorar: Harajuku.

No hay comentarios: